Paseo arqueológico. Los dólmenes de los Altos de Goñi

Los dólmenes de Goñi, son los tres dólmenes que se hallan en torno a los Altos de Goñi: Trekua Goñi, Bordas de Goñi y Trekua Arteta. Se reseñan tres dólmenes más que se hallan en las cercanías de esta zona: Sarasa Gañe, Piedra Blanca y San Donato.

Ruta hacía los dolmenes de los Altos de Goñi

Se inicia esta ruta en el poblado de Goñi, exactamente desde la ermita de San Miguel por una antigua carretera. De la ermita se sigue por el camino en dirección NW, en un pequeño cerro se cruza una alambrada con una puerta de hierro y se desciende hasta una balsa artificial. El camino toma aquí dirección norte y, tras atravesar un bosque, en el que el camino se encuentra en muy mal estado por el paso del ganado, se asciende a los altos de Goñi.

 

 

 

Piedra Blanca y pastizales de la sierra de Andía desde los Altos de Goñi

Siguiendo al norte por la cresta de los altos, unos 300 m. antes de llegar a la cima, en una ladera al Este de los altos se encuentra el dolmen de TREKUA GOÑI.

 

Este dolmen se encuentra en los montes de los Altos de Goñi (Trekua). En un contrafuerte al este de los altos, muy cerca de la cima de los mismos. Está a 1.195 m. de altura s.n.m.

Es un dolmen con un túmulo bastante grande, cerca de 20 m. de diámetro y con una elevación de 1 m. aproximadamente, de piedras y cubierto de hierba en su mayor parte. De la cámara, al parecer ubicada de E a W, quedan 2 losas paralelas que pudieran ser las losas laterales. Otra losa al SW que pudieran ser trasera o delantera y diversos grupos de piedras pequeñas que sobresalen del túmulo. La cámara debía tener unas dimensiones bastantes importantes.

La total desfiguración del dolmen puede deberse a que el túmulo estuvo poblado de árboles, de los que quedan restos de unos 5 ó 6 grandes arbustos, cuyas raíces han desfigurado totalmente.

 

Siguiendo nuevamente por la cresta se llega hasta la cima de los altos, dejando al este las ruinas de las antiguas bordas de Goñi.

 

Se desciende en dirección este junto a una alambrada y a otros 300 m. se encuentra el túmulo de BORDAS DE GOÑI.
El túmulo de las Bordas de Goñi tiene unos 7 m. de diámetro y 0.80 de alto. Está totalmente cubierto de hierba. Continuando el descenso junto a la almbrada se llega a una pequeña caseta, cerca de las bordas de Arteta, donde llega una pista que asciende desde el poblado de Senosiain. Desde esta caseta nos introducimos en el bosque en dirección oeste, cara nuevamente a los altos de Goñi, y a unos 100 m. se encuentra el dolmen TREKUA ARTETA, en medio de un hayedo, antes de salir a un claro chaparral que llega hasta los mismos altos.

 

Se encuentra en término de Arteta, al este de las bordas de Arteta en el contrafuerte que asciende hasta los altos de Goñi. Por la parte derecha de esta colina se encuentra la alambrada divisoria de la sierra de Andía y el Valle de Ollo. El dolmen se halla de 1.055 m. de Altura.Se compone de un gran túmulo de piedras de unos 20 m. de diámetro por 1.70 de Alto. En el centro tiene un cráter en el que se encuentra la cámara de dirección NO, compuesta por dos losas laterales y una cabecera. La cámara está cubierta por otra losa que se halla inclinada hacia el lateral NE. La prolongación del cráter al SE da a pensar que la cámara pudiera haber tenido más losas laterales, a modo de corredor y fuera un domen largo.

 

El regreso puede hacerse, bien por el camino trazado o descendiendo por la pista a Senosiain. Una vía de regreso aconsejable sólo para expertos en orientación es descender por medio del bosque en dirección S. Se sale a la carretera que desde Goñi lleva a la ermita de San Miguel.

LOS DOLMENES DE SARASA GAÑE Y PIEDRA BLANCA

 

Partiendo del túnel de Lizarraga, en la carretera que desde Etxarri Aranaz conduce a Estella, se toma la pista que lleva al E por el alto de la sierra de Urbasa. A muy poca distancia, junto a la pista se encuentra un túmulo muy elevado , cubierto totalmente de hierba y del que sobresalen alguna pequeñas piedras. Es el dólmen de SARASA GAÑE

 

Continuando pista adelante y bordeando el monte Piedra Blanca, cuyo nombre lo recibe del color de la roca caliza que lo compone, después de girar hacia el N y NW, poco después de pasar una gran balsa y casi pegado a la roca del monte se encuentran los restos de lo que fuera el dolmen de PIEDRA BLANCA. Restos que se reducen a un túmulo totalmente rebajado y que solamente en su mitad W se puede apreciar como tal.

 

Ascendiendo a San Donato desde Goñi o desde Piedra blanca por su ladera S, una vez que se llega al cerro de la sierra, siguiendo por éste se llega hasta la ermita de San Donato. Poco después de la salido al cerro, y a la derecha del camino se encuentra el dolmen de SAN DONATO. Es un túmulo de unos 8 m. de diámetro y 0,70 de alto, de piedras y cubierto de hierba por el exterior. En el centro tiene un gran cráter donde estuvo la cámara, de la que aparecen varias losa rotas y desordenadas en su alrededor. Este dólmen está inédito, ya que no aparece en ningún catálogo.
Información extraida de: http://webs.ono.com/frs.dolmen/Goni/goni.html

 

ampliar información:

  1. Materiales para el catálogo dolménico del País Vasco. Nuevos dólmenes en Navarra.

 

 

Parque Natural de Urbasa y Andía

El Parque Natural de Urbasa y Andía incluye 4 áreas:

  • Urbasa: 11.399 Ha.
  • Andía: 4.700 Ha.
  • Limitaciones: 5.190 Ha.
  • Reserva Natural del Nacedero de Urederra

Estos territorios fueron declarados Parque Natural el 27 de febrero de 1997. Forman una gran área de 21.408 Ha. cuya superficie está ocupada fundamentalmente por hayedos y pastos de montaña.

El Parque Natural de Urbasa y Andía es un espacio natural dotado de un amplio conjunto de valores geológicos, biológicos, ecológicos, paisajísticos, arquelológicos y socio culturales.

Clima y geología en el Parque Natural de Urbasa y Andía

La temperatura media anual los 8 o 9º C. Estas temperaturas frías se deben a la altitud media, por encima de los 1.000 m., de las montañas en las que se encuentra el Parque Natural. La oscilación térmica anual es de unos 14º C, siendo agosto, con 22º C de media, el mes más caluroso.

Las precipitaciones, muchas de ellas se dan en forma de nieve. La precipitación media anual oscila entre los 1.300 y los 1.800 mm. El suelo puede llegar a estar cubierto de nieve unos 40 días al año. Las máximas precipitaciones mensuales se recogen en diciembre y las mínimas en julio.

Geología

El subsuelo del Parque Natural está formado por rocas de naturaleza caliza apoyadas sobre margas del Cretácico de hace más de 140 millones de años.

El relieve exterior e interior del Parque se encuentra configurado por las características formas del relieve kárstico: dolinas y uvalas en el exterior, simas y cavernas, estalactitas y estalagmitas en el inrerior, todas ellas originadas por el agua que, reacciona químicamente con la caliza disolviéndola, se introduce en su interor formando simas, galerías y cavernas y sólo sale al exterior cuando encuentra rocas impermeables como las margas, formando manantiales y nacederos. Es por ello que, en los territorios del Parque, apenas se encuentra agua en superficie.

Vegetación

En las sierras de Urbasa y Andía podemos distinguir tres tipos de vegetación claramente diferenciados: los bosques, los rasos y la vegetación de los roquedos.

Los hayedos

Los hayedos, la especie dominante, ocupan la mayor parte -12.810 hectáreas-, de la superficie arbolada del Parque acompañada por otras especies como arces, tilos, tejos acebos y fresnos.

El estrato arbustivo es escaso, las especies presentes son el espino albar, el espino navarro y los rosales silvestres. En el estrato herbáceo podemos encontrar orquídeas, eléboros, narcisos y anémonas, entre otras.

Los rasos

En el conjunto del Parque natural de Urbasa y Andía se dan un total de 8.200 hectáreas de rasos pastables, En la Sierra de Andía, casi la totalidad de su territorio se encuentra ocupado por pastos, no siendo así en Urbasa y en el Monte Limitaciones en los que la superficie forestal arbolada es la predominante. Las especies que podemos encontrar en los rasos son el lastón, las gencianas, las merenderas y los narcisos.

Roquedos

La abundancia de canchales, cantiles, pedreras, y repisas rocosas da lugar a la aparición de una elevada diversidad de comunidades vegetales que presentan un alto grado de especialización a unas condiciones muy concretas como la sequedad de sus suelos, la acumulación de nieve, la fuerte insolación o los vientos constantes.

Monumentos Naturales

Cabe destacar la presencia en Urbasa de dos árboles protegidos como Monumentos Naturales:

Fauna

Hasta el momento, en las sierras de Urbasa y Andía, se han contabilizado unas 145 especies de vertebrados, de las cuales 94 son aves, 34 mamíferos y 17 anfibios y reptiles.

En los hayedos habitan numerosas especies de anfibios, como el tritón palmeado y la rana bermeja, una rica y variada avifauna como pinzones, carboneros, herrerillos, pícidos y zorzales. Entre las aves de presa podemos destacamos azores, ratoneros y el misterioso cárabo. Con estas especies conviven las ardillas y lirones, y pequeños mamíferos como el zorro, el tejón, la fuína o garduña y el gato montés.

En los cortados rocosos que bordean el Parque Natural nidifican los buitres leonados y comparten entorno con alimoches, halcones, cernícalos, cuervos, chovas y aviones roqueros.

Se han detectado en el Parque Natural siete especies de murcielagos, cinco de ellas están incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR