Centro de Interpretación del Manantial de Arteta

El centro de educación ambiental del Manantial de Arteta, nos permitirá descubrir el misterioso mundo de las aguas subterráneas que se ocultan tras el manantial.

El Manantial de Arteta

Nos encontramos en un entorno natural resultado de las prolongadas convulsiones geológicas que tuvieron lugar hace millones de años. De ese proceso geológico surgió este espacio en el que está enclavado el Manantial de Arteta que suministra agua a la capital de Navarra desde 1896. Las aguas subterráneas que afloran en él, suponen algo más del 50% del agua consumida por la Comarca de Pamplona, donde se concentra alrededor de la mitad de la población de Navarra, unos 275.000 habitantes. El resto proviene del embalse de Eugi, situado en los Pirineos navarros, junto al bosque de Quinto Real.

El acuífero que lo alimenta almacena las aguas de lluvia y nieve recogidas en una superficie de 100 km2 y está ocupado por los vastos pastizales de la Sierra de Andía. Este territorio soporta las más altas cargas ganaderas de la Comunidad, y está ocupado por las superficies de cultivo de las poblaciones del Valle de Goñi.

El Centro de Interpretación de aguas subterráneas

Incluye una exposición permanente sobre el manantial de Arteta y las aguas subterráneas, se ha renovado con juegos interactivos, animaciones 3D, un vídeo de gran formato sobre el recorrido del agua de lluvia que penetra en el subsuelo y sale a través del nacedero de Arteta.

Horarios de visita:

De 10:00 a 14:00 horas y de 15.30 a 17:00 horas en horario de invierno y hasta las 19:00 horas a partir de abril y hasta noviembre.

Si ha llegado hasta Arteta, aproveche para visitar su iglesia de San Salvador de comienzos del siglo XIII con nave cubierta por bóveda de medio cañón apuntado y ábside semicircular y su interesante museo Etnográfico.

Más información:

TURISMO NAVARRA
Nueva imagen para el manantial de Arteta

Cañon de Artazul o de Arteta

En las estribaciones del Parque Natural de Urbasa-Andía, el cañon de Artazul o Arteta es un barranco de gran dificultad técnica, ya que cuenta con un rapel volado de gran altura (40 metros).

Es uno de esos cañones que sorprende por su belleza, variedad y continuidad, mas propio de otras zonas barranquistas (Guara, Pirineos…): volados, saltos, estrechos, etc, enmarcados en una garganta bien erosionada, dan lugar a un descenso bien deportivo y que deja un gran sabor de boca.

Principio y final espectaculares:

Comenzamos con una cascada de unos 30 metros (parte de ellos volados), y acabaremos con el espectacular rappel volado (parcial) de 40 metros, que nos depositará en el fondo de un bonito circo donde confluyen los barrancos de Artazul y Licebar.

Atención a las épocas de estiaje, la salida de algunas pozas puede ser problemática.

Opción de realizar con uno o dos coches: el 2º coche lo dejaremos en el llamado Nacedero del Arteta, al que se accede desde la localidad de Ulzurrun. Aconsejable dejar el vehículo por fuera de la verja, ya que existe horario de cierre. Desde el final del barranco, seguiremos aguas abajo hasta alcanzar el coche.

Más información sobre el Cañón de Artazul o de Arteta en:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR