Museo etnográfico del Reyno de Pamplona en Arteta

El museo etnográfico de Arteta o Reyno de Pamplona, esta dentro de la casa Fantikorena y conserva más de cinco mil piezas de las más diversas épocas, ambientes y estilos. A la importancia de este museo se une su gestor, el escultor José Luis Ulibarrena, el resultado de más de treinta años de trabajo para mostrar la línea del tiempo en sus más diversos aspectos y la ilusión de ir recuperando, a lo largo de los años.

Ulibarrena asegura que la Etnia Preindoeuropea Euskariana es una de sus principales preocupaciones. Por ello, en distintas salas, se exponen piezas de analogía etnicoplástica entre las más de doscientas poblaciones con nombre euskaro, que jamás cambiaron de nombre.

 Viaje al pasado, la casa Fantikorena

La casa Fantikorena, es del siglo XVII y merece ser comentada. Es un edificio característico de la arquitectura popular del Valle de Ollo. Junto a él se dispersan distintas obras de Ulibarrena. Carruajes, carrozas, grandes trillos y basamentos para prensas completan este espacio.

La colección del museo etnográfico de Arteta o Reyno de Navarra

La primera planta destaca la cocina, con un horno para cocer pan y un armario de roble de cuatro puertas. Sorprenden los más de quinientos volúmenes conservados en la biblioteca de tema etnográfico e histórico. Arcones, trillos, útiles de pesca, pastoreo y agricultura forman parte de la colección.

En la segunda planta, una muestra de las diferentes monedas del Reino de Navarra desde el siglo XII al XIX, exvotos amuletos y joyas, máquinas y utensilios de coser, así como la moda de siglos pasados y una alcoba completa del siglo XVI.

La tercera, en cambio, se acerca más al presente siglo exhibiendo cine, fotografía, relojes, esculturas y pinturas. Pero también existe una interesante colección de azulejos desde el siglo XI al XX y un curioso conjunto de accesorios de baño del siglo XVIII.

La última planta está dedicada a Teodosio de Goñi. Grabados, libros, útiles de forja y armas completan la sala.

Al museo etnográfico de Arteta hay que ir para valorar el ingenio del pasado, la sabiduría popular, la cotidianidad convertida en algo grande.

Museo etnográfico del Reino de Pamplona.
Fundación Mariscal D. Pedro de Nabarra
31172 Arteta (Navarra)
Teléfono 948 328034
Horarios: Abierto de octubre a mayo y de junio a septiembre de 10 a 13.30 horas. Lunes cerrado.
Especial para grupos previa cita.

José Luis Ulibarrena, todo un caracter

Navarro de pura cepa cuyas inquietudes le permitieron desde un primer momento probar con la pintura, el tapiz, o la cerámica. Pero Ulibarrena es conocido por su escultura y por el amor a su tierra. Desde hace más de treinta años viene recopilando objetos, entre ellos una pintura al óleo sin firma que asegura es de Goya y otra de Richard Park.

A este peregrinaje se unieron sus hijos en 1974. Pero la historia del museo comenzó en 1964 en el pueblo de Berrioplano. En 1986 el museo se traslada definitivamente a Arteta a la casa Fantikorena.

La magia que envuelve a Ulibarrena se siente bajo sus palabras, a través de sus obras, llenas de sabiduría, con un sello propio, producto del influjo de otras culturas que ha sabido asimilar y las ha convertido en un verdadero compendio de la suya propia.

Conocerle a él es conocer el verdadero valor del Museo Etnográfico de Arteta

(Texto extraido de ctv.es)

Localización:

Salinas de Arteta o saleras

El manantial de agua salada, cerca del Nacedero de Arteta, es testimonio y recuerdo de las masas de sal gema que formaron el diapiro. El agua ha disuelto durante milenios la sal del subsuelo y ha salido al exterior, exactamente igual que ahora. Desde tiempos antiguos ese agua ha servido para extraer la sal. El agua cubre unas «eras», ahora de fondo encementado; el líquido sufre evaporación y la sal queda en el suelo. Como es obvio, tal explotación sólo trabaja en verano, cuando el sol aprieta; en época de lluvias, éstas vuelven a disolver la sal precipitada.

Salinas de Arteta, en el valle las llaman «saleras»

Para disfrutarlas solamente daremos un paseo de 1 kilómetro y mínima dificultad hasta las saleras, donde conoceras el proceso tradicional de obtención de la sal, un producto de gran importancia en la economía del valle. Pueden verse los estanques de escasa profundidad para la desecación que se extienden junto a una caseta e instalaciones complementarias. Un panel explica la historia del lugar y la forma de trabajo. Las explotaciones de sal son habituales cuando existen diapiros, como el del valle de Ollo que está considerado como uno de los más importantes de Navarra. Un diapiro es una formación geológica en la que masas de rocas fácilmente erosionables se elevan por la presión de otras capas más resistentes dando lugar a una especie de cráter escarpado. Al finalizar la visita  recibirás un saquito de sal lista para ser utilizada.

(Texto extraído de www.ctv.es)

Video sobre la visita guiada al manantial y las saleras de Arteta

Más información:

SALINAS DE ARTETA

Rutas y excursiones:

PASEO DE LAS SALINAS DE ARTETA
ARTETA – SALINAS – OLLO – ARTETA
NACEDERO DE ARTETA Y CASCADA DE ARTAZUL DESDE ULZURRUN
RUTAS Y EXCURSIONES A PIE O EN BICI DESDE ARTETA

Nacedero de Arteta

El Nacedero de Arteta es uno de los desagües importantes del macizo kárstico de Andía. El manantial brota directamente de las rocas, en el punto de contacto de las calizas esponjosas y las margas impermeables que forman el fondo del embalse subterráneo.
El caudal medio aforado en Arteta es de 3.000 litros por segundo, con acusadas variaciones estacionales. Arteta surte de agua potable a Pamplona y a su comarca y fue la única fuente proveedora desde 1895 hasta la construcción del embalse de Eugui. El Ayuntamiento pamplonés municipalizó el servicio en 1940. El nacedero está en el fondo de un desfiladero profundo en el que se precipitan las aguas procedentes del valle de Goñi.

Nos encontramos en un entorno natural resultado de las prolongadas convulsiones geológicas que tuvieron lugar hace millones de años.

De ese proceso geológico surgió este espacio en el que está enclavado el Nacedero de Arteta. En el interior de este paisaje rocoso se almacena una importante cantidad de agua y a través del manantial los aporta cada día la riqueza de ese caudal que atesora en las profundidades.

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona pretende con este centro de educación ambiental poner a nuestra disposición la posibilidad de descubrir el misterioso mundo de las aguas subterráneas que se ocultan tras el manantial.

Nacedero de Arteta

En 1985 se inauguró la traída de aguas desde el Nacedero de Arteta hasta los propios domicilios.
Los oficios de lavanderas y aguadores desaparecieron y dejó de ser necesario ir a buscar agua a la fuente. La disponibilidad de agua marcó el inicio de nuestra evolución social e industrial. La higiene personal, la industria, los servicios públicos… una parte importante de la calidad de nuestros días quedó vinculado al agua. Desde entonces las aguas del manantial han sido la solución para una población en continuo crecimiento y progresivo desarrollo.

Historia Geológica

Este lugar estuvo cubierto por las aguas hace once millones de años. Las precipitaciones y el viento erosionaron los materiales de la corteza terrestre y los arrastraron hasta lugares alejados en cuyo fondo se depositaron. Por
efecto de la presión y la temperatura estos materiales se fueron transformando en rocas sedimentarias. Poco a poco, las fuertes presiones laterales a que estuvieron sometidas las curvaron en singulares pliegues o las rompieron en fallas. Esta zona sufrió repetidas fases de inmersión y elevación de las aguas.

Formación del Diapiro

Miles de años de historia geológica explican que las rocas más antiguas, yeso y arcillas, por efecto de las presiones laterales se movieran y rompieran las rocas superiores hasta alcanzar la superficie. El arrastre, la erosión y la disolución de estas rocas por efecto del agua hizo que el centro de la zona se hubiera transformando un valle en forma de cráter de volcán.

Proceso Kárstico

La Sierra de Andía es una zona kárstica. Un lugar que por sus características capta y almacena en su interior grandes cantidades de agua. Las calizas, las rocas más abundantes de la Sierra, se disuelven poco a poco por acción del agua con dióxido de carbono. Como resultado de ese proceso de disolución se crea en el exterior un paisaje con formas características que favorecen la infiltración, y en el interior una intrincada red de regulación y almacenamiento de aguas subterráneas.

Agua de manantial

El nacedero de Arteta es una de las principales salidas naturales de las precipitaciones que caen sobre la Sierra de Andía. El agua del manantial es de buena calidad, limpia y cristalina. No obstante, debe recibir en la planta potabilizadora de Egillor el tratamiento y el control que garantice sus calidades y propiedades para el consumo humano. Las aguas del manantial, junto con las procedentes del embalse de Eugi nos proporcionan los 27 millones de metros cúbicos que consumimos al año en la comarca de Pamplona.

(Texto extraido de http://www.ctv.es/USERS/valdeollo/nacedero_de_arteta.htm)

Más información sobre el Nacedero de Arteta:

DE ARTETA AL NACEDERO DE ARTETA (ULTZURRUN)
NACEDERO DE ARTETA
VALLE DE OLLO Y NACEDERO DE ARTETA

Centro de Euskal Herria situado en la Sierra de Urbasa y Andia

El Centro de Euskal Herria convertido en un emblemático lugar, gracias al ingeniero Félix Isasa, hace que muchos montañeros o no se desplacen hasta este punto estratégico. Sus estudios sobre una hoja cartográfica 1:200.000 han concluido que este lugar se encuentra a 1.234 metros sobre el nivel del mar, altura claramente definida en la hoja cartográfica 1:25.000 del IGN (114-IV) con una altitud de 1.233 metros de altitud, la misma altura que figura en el mapa del Parque Natural de Urbasa y Andia, escala 1:35.000. Si el lector utiliza el GPS, con señalar en él las coordenadas UTM ED50 30T X:0586935 Y:04748450 podrá llegar al Centro de Euskal Herria y con la brújula y un mapa podremos establecer fácilmente las coordenadas para situarnos en este emblemático lugar, justo debajo de la doble cima de Lezitza (1.324 m.).

(Texto extraido de http://www.gara.net/paperezkoa/20120213/321772/es/Visitar-eje-Euskal-Herria-esta-moda)

El Centro de Euskal Herria:

Se encuentra a escasos metros de la traza de las rodaduras que sigue la pista «todo uno» del puerto de Lizarraga y la de Unanu hasta la Ermita de San Donato, situada en la cumbre de Beriain. Durante los fines de semana y festivos son muchas las personas que se ven pululando por lomas y vaguadas de la zona en la búsqueda de este mugarri cercado por varios círculos de piedras.

Dos itinerarios:

Desde los valles de Ollo y Goñi los itinerarios son los más sencillos y cortos. En este caso puede ser de gran ayuda un GPS aunque habituarse a este utensilio finalmente pueda llegar a perder el sentido de la orientación, el de aventura y exploración que siempre ha estado unido a una excursión.

  • Desde el valle de Ollo,

    El itinerario arranca desde la parte alta del pueblo de Senosiain, por una pista cerrada con un portillo. Este acceso nos facilitará una suave aproximación hasta las bordas de Arteta lugar donde finaliza esta pista, poco después en un rellano herboso. El itinerario continúa por una senda situada junto una alambrada que cierra un pinar. En su parte alta, tras pasar por un portillo, la senda nos ayudará a ganar altura entre bojes, conducidos por mojones de piedras hasta dar en la parte alta con la pista de Unanu. Seguir andando por la derecha sin abandonar la pista y con la vista puesta sobre la cima de Beriain al fondo. A la altura de la doble cima de Lezitza que tendremos a la izquierda, unos grandes mojones nos indican dónde debemos abandonarla por la izquierda. Dos minutos más tarde, tras una corta bajada daremos con el emblemático mugarri.

  • Desde el valle de Goñi,

    El itinerario arranca desde la ermita de San Miguel de Goñi por una amplia pista que nos llevará bajo el hayedo hasta un portillo. Una vez cruzado, continuar junto la alambrada, por un amplio camino convertido en senda una vez hayamos salido del bosque. Tras una corta subida por zona abierta, tras dejar dos abrevaderos y pasar un nuevo portillo estaremos en los altos de Treku, perfilado por una alambrada. A la derecha veremos cercanas las ruinas de Bordas Viejas, un extraordinario conjunto vestigio de una época floreciente y poco después estaremos ante el vértice geodésico que corona la cumbre de Treku. Desde este lugar, la vista se abre en todas las direcciones, desde las cumbres de la cordillera Ibérica a los Pirineos Occidentales, desde Saioa y Adi hasta Collarada, con un sin fin de cordales del prepirineo y las sierras meridionales situadas entre ambas cordilleras.

    Los siguientes pasos los haremos perdiendo altura junto la alambrada, con la vista puesta en la pista de Unanu, situada más abajo. A la altura de un portillo hemos de girar hacia ella, por una senda que cruza una zona rocosa, donde hay algunos mojones de piedras que ayudan llegar a su encuentro. Por ella, continuaremos por la derecha, pasando junto una balsa para situarnos a la altura de la doble cima de referencia de Letzitza ya citada en el itinerario anterior.

Más información sobre El Centro de Euskal Herria:

ARTETA – El CENTRO de Euskal Herria

Videos Valle de Goñi

Para conocer mejor el Valle de Goñi, puedes ver los siguientes videos:

Escapada: Nos perdemos por el valle de Goñi

Aizpun, Azanza, Urdanoz, Valle de Goñi

Es un valle encantador, a loz pies de la Sierra de Andía, cerca de la Sierra de Sarbil y del valle de Ollo. Sus montes están llenos de robles y hayas, vegetación autóctona de la zona. Merece la pena visitarlo. Todas las casas de Goñi, al menos en este pueblo guardan el nombre antiguo con terminación en RENA.

De aquí era, según la leyenda de Amaya y Los Vascos, Don Teodosio de Goñi, errante por la Sierra de Aralar por haber asesinado a sus padres, cuenta la leyenda que se le apareció el Arcangel San Miguel. De echo en el pueblo de Goñi existe una cruz que indica el lugar donde estuvo la casa de D. Teodosio.

En este valle hace años se ganaba la vida con la venta de madera, no es así en la actualidad, el sustento de hoy en día proviene del ganado vacuno y en menor parte de la agricultura.

Ruta por el Valle de Goñi

En esta ruta, descubriremos el Valle de Goñi, un paraíso de agua, praderas y montañas. Por la mañana, Visitaremos el nacedero de Arteta, del cual bebe la comarca de Pamplona desde el año 1.895. Nos aventuraremos por el barranco de Artazul por donde en época de lluvias baja bastante agua, por lo que será necesario llevar botas goretex y bastón, así como calcetines de recambio, y una buena dosis de humor y precaución.

De regreso por el mismo cañón, opcionalmente, visitaremos las Salinas de Arteta.

Después de comer en alguna fonda del pueblo o con bocadillo, visitaremos el interesante Museo Etnográfico  del Reyno de Pamplona en Arteta, para luego seguir por un puerto de montaña hasta el pueblo que da nombre al valle, desde donde subiremos por una pista de monte hasta unos hayedos. Desde los que subiremos al alto de Treku o altos de Goñi, donde disfrutaremos de hermosas vistas de la sierra de Andía y San Donato. Volveremos por el mismo camino, pero daremos la vuelta al valle por un atajo, regresando a Pamplona por Echauri, para de nuevo disfrutar de buenas vistas, buitres y escaladores. Un día completo de experiencias.

Museo Etnográfico del Reino de Pamplona

Parte de la colección textil del Museo Etnográfico del Reyno de Pamplona, en Arteta (Valle de Ollo, Navarra).

El cañón de Artazul

Barranco de ARTAZUL

Con una longitud de 600 metros y un desnivel negativo de 110 metros el barranco ARTAZUL o de ARTETA da mucho juego y diversión aun con un hilo de agua.

Barranco de Artazul o Arteta

ARTAZUL. TOBOGAN. (tb4m)

ARTAZUL. Rapel final. (R45m). Cuidado arbol

Homenaje 25 aniversario del Museo etnográfico del Reino de Pamplona (Arteta)

Homenaje celebrado el dia 8 de octubre de 2011 en Egillor (Valle de Ollo- Navarra) para conmemorar el 25 aniversario del Museo etnográfico del Reino de Pamplona en Arteta (Navarra). Lectura del Libro de Honor de los navarros por parte del alcalde del Valle de Ollo, Javier Perez Cueva.

Fuentes y abrevaderos de Goñi

Se localizan en el pueblo de Goñi dos fuentes y un abrevadero exento para el ganado.

Fuentes y abrevaderos de Goñi en imágenes

Casas y palacios de Goñi

Predominan los modelos del siglo XVI con dos cuerpos y ático de sillarejo, con un amplio arco de medio punto de dovelas y sillares en las esquinas y vanos.

PALACIO DE SAN MIGUEL

El palacio de este lugar aparece como de cabo de armería en la nómina oficial del Reino. En realidad, eran dos palacios: el viejo o Jaureguizarra, y el nuevo o Larrainagusi, más conocido como palacio de San Miguel.

El linaje era muy antiguo, en el siglo XIII, García Martínez de Goñi, dueño del palacio, se casó con María de Guevara. En el año 1513 aparece Johan de Goñi, como propietario. Parece que fue a éste al que se otorgó en 1517 la merced de erigir el palacio nuevo o de San Miguel. Su hijo Sebastián de Goñi recibió en 1534 una merced de acostamiento de 10.000 maravedís, en atención a los servicios de su padre al rey. De él pasó a Martín de Goñi, y en 1568 a su hermano Sebastián. Él año 1669 solicitó rebate de cuarteles por uno de los dos palacios Juan de Albéniz, alegando que era de cabo de armería «y de los del numero de Navarra». En 1723 consta como poseedor Miguel de Albéniz. En 1802 pertenecía uno de los palacios a los ascendientes del duque de Granada, y tanto el viejo como el de San Miguel se hallaban ya arruinados.

El Libro de Armería recoge como armas del palacio viejo un escudo de oro con una cruz de gules cargada de cinco panelas de oro. Según el libro del P. Burgui sobre la leyenda de San Miguel, el escudo del palacio de la aparición del arcángel era: la cruz, el dragón y la argolla con cadena rota y tres ruedas de molino con una cruz pequeña en medio de cada una.

Lo más antiguo, quizás de época medieval, es una construcción de forma cúbica cuyos muros aún mantienen una ventana gótica de dobles arcos levemente apuntados y motivos de ruedas y arcos en la enjutas. Ahora bien, son características del pueblo las viviendas que siguen una tipología propia del siglo XVI, con grandes portalones de medio punto en la entrada, enriquecidos en ocasiones por bolas Reyes Católicos en la rosca del arco. También son de este momento las ventanas de doble arquillo conopial que conservan algunas casas.

Posteriores, del siglo XVII, son una serie de aleros decorados por ménsulas talladas que coronan varias casas. Por su carácter excepcional hay que mencionar las puertas de una casa en las que se disponen herrajes medievales y que pertenecían a la parroquia de San Ciriaco.

Casas y palacios de Goñi en imágenes

Ermita de San Miguel de Goñi

La leyenda de la ermita de San Miguel de Goñi

Según la leyenda, la ermita de San Miguel de Goñi  indica el lugar donde se le apareció el Arcángel San Miguel al penitente Tedosio de Goñi con una gruesa cadena a la cintura y llevando una cruz a cuestas. Cuando la cadena se rompiese habría conseguido el perdón debiendo edificar en aquel sitio una iglesia al arcángel San Miguel.

Ubicada fuera del pueblo y rodeada de hayas en plena naturaleza, se trata de una sencilla construcción de una altura cubierta por un tejado a dos vertientes, . Restaurada recientemente, en una de sus fachadas (pintada de blanco) se abre un arco que alberga la puerta de entrada y sobre él se ha dispuesto un escudo del siglo XVI procedente del pueblo con la leyenda GOÑI. Al lado de la puerta, una ventana rectangular. En la otra fachada, se observa la piedra al descubierto.

La nave es de planta rectangular, en el centro, un pilar sostiene el cielo raso que cubre la ermita. En el presbiterio se encuentra una sencilla hornacina barroca que aloja un talla renacentista ruda y muy repintada de San Miguel, del segundo tercio del siglo XVI. Junto a la puerta se conserva una pila de agua bendita de estilo románico.

Para acceder a los altos de Goñi y la Sierra de Andía, la ermita de San Miguel se encuentra a una hora de camino de la sierra, es un paso obligado y muchas de las rutas parte desde la propia ermita.


 

 

 

Casulla y cruz parroquial de plata

La Casulla bordada de terciopelo rojo y la cruz parroquial de plata se encuentran actualmente en la Parroquia de San Antonio de Goñi.

Casulla bordada

Destaca un bello terno de terciopelo rojo de hacia 1600 del que se conserva la casulla y capa pluvial roja, bordadas con motivos “a candelieri” y bellas cartelas de cueros retorcidos, en un brillante colorido de rojos y oros. Actualmente se en encuentra en la Parroquia de San Antonio de Goñi.

Cruz parroquial de plata

El ajuar más valioso de la vieja iglesia de San Ciriaco se custodia en la Parroquia de San Antonio, La pieza importante es la cruz parroquial de plata, obra documentada del platero Gabriel de Ochoa, quien la realizó a comienzos del siglo XVII. Su traza bajorrenacentista une una vistosa decoración manierista de ces, cartelas, espejos y costillas a una completa iconografía con los Evangelistas y Padres de la Iglesia presididos por la hermosa figura del Crucificado y el delicado tondo de la Virgen con el Niño.

El ostensorio de plata dorada es del siglo XIX. Existen dos cálices de plata de estilo barroco de hacia 1700. Un copón neoclásico de plata está fechado en 1807. Se conservan crismeras barrocas de plata del siglo XVII. Finalmente, un relicario barroco de plata de San Quiriaco de hacia 1700.

Si quieres saber más visita la siguiente dirección http://recuerdos.tusblog.com/

Casulla bordada y cruz parroquial de plata en imágenes:

Parroquia de San Antonio de Goñi

La parroquia de San Antonio de Goñi es un edificio moderno, en sustitución de la Vieja Parroquia de San Ciriaco, comenzó su construcción en 1935 y terminó en 1965. En el año 1978 sufrió una importante restauración. Su estructura sigue modelos barrocos con nave rectangular de cinco tramos más la cabecera recta. El coro se eleva a los pies de la iglesia, encontrándose la sacristía adosada a la cabecera por el lado de la Epístola. Cobija el arco de ingreso un pórtico de triple arcada.

La pieza más importante que alberga la parroquia San Antonio, es la cruz parroquial de plata, obra documentada del platero Gabriel de Ochoa, quien la realizó a comienzos del siglo XVII. Su traza bajorrenacentista une una vistosa decoración manierista de ces, cartelas, espejos y costillas a una completa iconografía con los Evangelistas y Padres de la Iglesia presididos por la hermosa figura del Crucificado y el delicado tondo de la Virgen con el Niño.

De la misma época, comienzos del siglo XVII, corresponde una casulla y capa pluvial roja, bordadas con motivos “a candelieri” y bellas cartelas de cueros retorcidos, en un brillante colorido de rojos y oros.

Toda la imaginería que se venera es moderna. Existe una pintura mural que adorna la parte superior de la capilla mayor. En ella se narra un pasaje de la leyenda de Teodosio de Goñi cuando se le aparece el Arcángel San Miguel.

En la sacristía se conserva una cajonería barroca de finales del siglo XVII. El Cristo Crucificado que la preside es de principios del siglo XVII y se sitúa bajo un dosel neoclásico de finales del XVIII.

El ostensorio de plata dorada es del siglo XIX. Existen dos cálices de plata de estilo barroco de hacia 1700. Un copón neoclásico de plata está fechado en 1807. Se conservan crismeras barrocas de plata del siglo XVII. Finalmente, un relicario barroco de plata de San Quiriaco de hacia 1700. En las dependencias parroquiales se conservan numerosas tallas y algunos relieves de distintas épocas y mérito artístico. La más antigua es una Santa Quiteria de estilo hispano-flamenco de finales del siglo XV que procede de la ermita desaparecida.

Parroquía de San Antonio de Goñi en imágenes:

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR